Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/INFORMES
Grecia, la cuna de la civilización occidental
 
 
Conoce Comprende Enciclopedia
    ARTÍCULO      PERSONAJES
 LA ATENAS DE PERICLES
Imprimir Enviar Guardar
 
 
 
Pericles impulsó la democracia en Atenas y fomentó las artes y la cultura.

Los historiadores consideran el período del gobernante Pericles (495 - 429 a.C.) como el más brillante de todos los que conoció Atenas a lo largo de su historia. Esta época supone la culminación de una etapa de cincuenta años, la pentecontecia, que se extendió desde la victoria griega sobre los persas hasta el inicio de la guerra del Peloponeso. Estos años se distinguieron por el afán imperialista exterior y la adopción de una democracia total en materia interna.

INICIO DE SU VIDA POLÍTICA
Excelente orador y estratega, Pericles comenzó su vida política en la facción democrática de la ciudad, cuando apoyó al gobernante Efialtes en su voluntad de disminuir el poder del Areópago (el consejo aristocrático de la antigua Grecia) y aumentar el peso político de la asamblea. De esta manera, contribuyó a transformar la oligarquía ateniense (tarea que desarrolló durante toda su vida) en una democracia basada en la isonomía (o igualdad total ante la ley).

LA MODERNIZACIÓN DE ATENAS
Tras el asesinato de Efialtes en el 461 a.C. y el ostracismo previo de su rival Cimón, Pericles se convirtió en el incuestionable gobernante de Atenas y se mantuvo en el poder casi de forma ininterrumpida hasta su muerte. Durante su gobierno, emprendió una serie de reformas que modificaron de forma notoria y bajo una doctrina democrática las instituciones de Atenas. De hecho, Atenas fue una de las primeras ciudades en fortalecer el sistema democrático y en convertirlo en uno de las más poderosos y estables de la Grecia antigua.

Pericles introdujo una retribución a los ciudadanos que ejercieran como jurados, remuneró los oficios públicos (soldados, miembros del consejo o de la asamblea) y permitió al ciudadano común una participación efectiva en el gobierno de la polis, aunque limitó el derecho de ciudadanía a quienes eran hijos de padre y madre atenienses. Además, fue un protector de las artes, la filosofía y la literatura, de manera que en aquel momento a Atenas se la conoció como la escuela de Grecia. Otra labor de importancia que emprendió fue la reforma de la Acrópolis, encabezada por el actual Partenón, el templo más famoso de la Grecia antigua. Por último, entre 458 y 456 a. C. ordenó la unión mediante murallas de Atenas con el puerto de El Pireo con el objetivo de salvaguardar el abastecimiento por mar de la ciudad.


LA POLÍTICA EXTERIOR DE PERICLES
Su floreciente política interna fue acompañada de una acción exterior de carácter imperialista. Así, su ambicioso afán de hegemonía en toda la Hélade en detrimento del Imperio persa y su desconfianza ante Esparta provocaron que Atenas se viese sumergida en la guerra del Peloponeso, iniciada en 431 a. C. Pericles estaba convencido de que el resultado final de la guerra daría el control de Grecia a Esparta o a Atenas. No obstante, el descontento popular llevó, en 430 a.C., a la caída de Pericles. En 429 a. C., el político ateniense ocupó de nuevo al poder, pero murió poco después a causa de la peste.

UNA DEMOCRACIA DIRECTA
En esta auténtica edad de oro, Atenas era una república cuya democracia era directa; es decir, se basaba en la participación de los ciudadanos en todos los ámbitos de la vida pública. El organismo más importante era la asamblea, donde el voto que emitían los ciudadanos no era secreto pero sí individual. La asamblea (formada por miles de atenienses) ostentaba el poder soberano y por tanto aprobaba las leyes y estrategias a seguir, elegía a determinados funcionarios y juzgaba a ciertos magistrados. Por otro lado, estaba la boulé, un consejo ejecutivo formado por 500 ciudadanos elegidos por sorteo que preparaba los proyectos de ley que se aprobaban en la asamblea. También estaban sujetos al mandato directo del ciudadano las magistraturas y los tribunales populares, a los que se accedía por sorteo.

LA ESTRUCTURA SOCIAL ATENIENSE
Pese a que la democracia ateniense de la época de Pericles fue participativa, a la vez fue muy restrictiva, ya que solo beneficiaba a los ciudadanos varones (en el s. V a.C., eran unos 40.000 de una población total de 250.000), que eran los únicos que podían participar en política, intervenir en los organismos públicos y votar. Otros de los derechos políticos que gozaban los ciudadanos eran ser propietarios de tierras y ser tratados como seres libres e iguales ante la ley.

Estos ciudadanos convivían con otros hombres libres, los metecos, extranjeros procedentes de otras ciudades (unos 70.000) que, a pesar de no poder formar parte de las instituciones políticas, eran comerciantes, banqueros o artesanos. Por último, se encontraba el grupo más numeroso: los esclavos (cerca de 125.000), que no tenían ningún derecho político, aunque algunos podían cobrar sueldos, formar parte del núcleo familiar del dueño o ingresar en el ejército. Por su parte, la mujer estaba excluida de la vida pública y su rol social era meramente familiar.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |