Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/CRÓNICAS
70 aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki
AGOSTO 2015
 
 
Conoce Enciclopedia
#FFFFFF
    ARTÍCULO      
 UNA TRAGEDIA SIEMPRE
EN LA MEMORIA
Imprimir Enviar Guardar
 
Bomba atómica lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945.

En agosto de 2015, se conmemora en Japón el 70 aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki a manos del ejército estadounidense, la primera y única vez en la historia que se usaron bombas atómicas contra la población civil. Los ataques fueron ordenados por el presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, después de seis meses de intensos bombardeos contra otras 67 ciudades japonesas, con el objetivo de acabar con la resistencia nipona.

Más de 200.000 personas murieron y otras 360.000 resultaron heridas (los denominados hibakusha) a causa de las dos explosiones: la de la bomba nuclear Little Boy que cayó sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y la detonación de la bomba Fat Man sobre Nagasaki tres días después. Estos hechos provocaron la rendición de Japón y supusieron el final de la II Guerra Mundial.


RECORDANDO LOS BOMBARDEOS
Los principales actos tendrán lugar en Japón. El 15 de agosto se celebrará en Tokyo un encuentro oficial conmemorativo al que asistirán el emperador Akihito, la emperatriz Michiko, el primer ministro Shinzo Abe y los principales ministros japoneses. No obstante, los actos más simbólicos se desarrollarán en Hiroshima y Nagasaki. En la primera ciudad, el día 6 de agosto tendrá lugar la ceremonia anual a los pies del Monumento de la Paz de Hiroshima, a tan solo 150 metros del hipocentro de la explosión, en el Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima. Una campana de la paz tocará a las 8:15 de la mañana para recordar el momento en que la bomba explotó, seguida por un minuto de oraciones silenciosas y por el lanzamiento de cientos de palomas blancas.

En Nagasaki, a las 11:02 de la mañana del 9 de agosto se celebrará una ceremonia similar en el Parque de la Paz, a los pies de la Estatua de la Paz, una descomunal obra de diez metros de altura creada por el escultor Seibou Kitamura. Se trata de una figura de bronce con una mano apuntando hacia arriba (símbolo de la amenaza nuclear) y la otra hacia un lado (símbolo de la solidaridad). Muy cerca se encuentran el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki, y un obelisco negro que marca el hipocentro de la explosión, junto con una pequeña sección de la pared de la catedral de Urakami, destruida en el bombardeo.


OTROS ACTOS EN JAPÓN
Otros eventos que se celebrarán en Hiroshima a lo largo del año incluyen un festival de linternas, un concierto organizado por Naciones Unidas, proyecciones gratuitas de películas relacionadas con la paz y la bomba atómica (incluyendo el clásico de Akira Kurosawa Rapsodia en agosto y el filme de animación La tumba de las luciérnagas, de Isao Takahata), una conferencia internacional en la Universidad de Hiroshima y una exposición de arte internacional.

En Nagasaki, otros actos importantes que se celebrarán desde el mes de agosto son el montaje de una obra de teatro sobre la vida en la ciudad antes del bombardeo, un proyecto de pintura mural en el Parque de la Paz a manos de 200 estudiantes, una exposición de arte internacional en el Museo de Arte local, el estreno de la ópera Inochi (“vida”) sobre el trágico bombardeo y un réquiem interpretado cerca de los restos de la iglesia de Urakami.


EL CIERRE DE UNA TRILOGÍA
También cabe destacar que uno de los más reputados cineastas japoneses, Yoji Yamada, estrenará en diciembre un filme sobre el bombardeo de Nagasaki, titulado Haha to kuraseba (“Si viviera con mi madre”). La película, que incluye elementos fantásticos, es un drama que gira en torno a una mujer cuyo hijo fallece durante el ataque. Tres años después, el fantasma del muchacho regresará para revelar a su madre un importante secreto. Con este filme, el director ha querido finalizar un proyecto del reconocido dramaturgo japonés Hisashi Inoue, quien se propuso completar una trilogía sobre los tres lugares del país que más sufrieron en la II Guerra Mundial: Hiroshima, Nagasaki y el archipiélago de Okinawa (donde se libró la batalla más sanguinaria del conflicto). Inoue llegó a completar dos obras teatrales, sobre Okinawa y Hiroshima, pero falleció en 2010 antes de empezar la última, que finalmente ha heredado Yamada.

UNA MIRADA CRÍTICA EN ESTADOS UNIDOS
De los actos que se celebran en Estados Unidos, destaca una exposición conmemorativa en la Universidad Americana de Washington. Inaugurada el 13 de junio, la muestra incluye fotografías y documentos junto a objetos cotidianos deformados por la explosión y objetos recogidos en 1945 de entre los escombros de Hiroshima y Nagasaki. También contiene paneles y obras pictóricas que describen de forma muy expresiva los dramáticos acontecimientos acaecidos entonces. Algunos de estos paneles fueron creados a lo largo de 32 años por el matrimonio de artistas Iri y Toshi Maruki, candidatos al premio Nobel de la paz.

Comisariada por el profesor de historia Peter Kuznick, la exposición ha sido posible gracias al apoyo del Museo de la Paz de Hiroshima (el sitio más visitado por los extranjeros en Japón, con más de un millón de personas al año) y el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki y pretende profundizar en la comprensión de los daños causados por las armas nucleares, exponer una mirada crítica respecto a la versión oficial de los ataques e inspirar la protección de la paz en la sociedad estadounidense del siglo XXI.


LOS AVIONES RESTAURADOS
Esta exposición sirve como complemento de la restauración del fuselaje del avión Enola Gay, que lanzó la bomba sobre Hiroshima, que se expone de forma permanente en el Museo Nacional del Aire y del Espacio. Por su parte, el avión que lanzó la bomba sobre Nagasaki, el Bockscar, puede visitarse en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, cerca de la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |