Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/CRÓNICAS
Bicentenario de la batalla de Waterloo
JUNIO 2015
 
 
Conoce Enciclopedia
#FFFFFF
    ARTÍCULO      
 UNA OFENSIVA QUE CAMBIÓ EUROPA
Imprimir Enviar Guardar
 
La batalla de Waterloo supuso el fin definitivo del Imperio napoleónico.

Entre el 18 y el 21 junio de 2015 se conmemorará el bicentenario de una de las batallas más importantes y míticas de la historia de Europa: la batalla de Waterloo, que en 1815 supuso el final definitivo de las aspiraciones napoleónicas en el Viejo Continente. Para celebrar este acontecimiento, Bélgica ha preparado un concentrado y variado programa de actos, consultables en la página web oficial del bicentenario.

EL FINAL DE LAS GUERRAS NAPOLEÓNICAS
Este enfrentamiento bélico tuvo lugar el 18 de junio de 1815, entre el ejército napoleónico y las tropas principalmente angloprusianas lideradas por Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, cerca de la ciudad belga de Waterloo. La batalla se debió a un intento de las fuerzas aliadas de frenar a Napoleón, quien había regresado de su exilio en la isla de Elba. Después de formarse la Séptima Coalición contra él (constituida por Reino Unido, Rusia, Prusia, Suecia, Austria, Países Bajos, España y ciertos estados alemanes), el emperador francés decidió invadir los Países Bajos, lugar de reunión de las tropas de la nueva alianza.

Después de derrotar a Gebhard Leberecht von Blücher en Ligny el 16 de junio, Napoleón intentó acabar con las líneas británicas antes de que estas recibieran la ayuda de los prusianos. Sin embargo, los británicos aguantaron los ataques franceses hasta la llegada de las tropas de Blücher, que provocaron la retirada del ejército francés. Esta batalla, que duró unas diez horas, representó la caída definitiva de Napoleón, dejó unos 45.000 muertos y heridos, y cambió el curso de la historia.


UNA INAUGURACIÓN LLENA DE RUIDO Y FUEGO
La noche del 18 de junio de 2015 se inaugurarán los actos oficiales conmemorativos con un espectáculo de luz y sonido que iluminará el campo de batalla en memoria de los numerosos soldados que combatieron en él. Denominado Inferno y dirigido por Luc Petit, reconocido director artístico de espectáculos y grandes eventos, la inauguración invitará al público a emocionarse mediante una interpretación poética de la batalla de Waterloo en doce cuadros protagonizados por actores y juegos pirotécnicos, en un espectáculo lleno de color, fuego y música.

UNA RECONSTRUCCIÓN A LO GRANDE
Después de la inauguración, los principales actos conmemorativos tendrán lugar los días 19 y 20 de junio cuando, en un enorme descampado a la afueras de Waterloo, se representen dos grandes espectáculos de reconstrucción de la batalla, que permitirán a todos los asistentes descubrir el contexto histórico y cotidiano de todos sus protagonistas, tanto los conocidos como los anónimos. Estos dos espectáculos contarán con la presencia de más de 5.000 actores venidos de todo el mundo, 300 jinetes y un centenar de cañones en una extensión de 30 hectáreas. Se calcula que hasta 60.000 espectadores podrán presenciar las reconstrucciones cada tarde. Sin duda, será la representación bélica más grande de las que se han realizado en Europa.

La reconstrucción se dividirá en dos partes. El espectáculo del viernes 19, titulado El ataque francés, representará la carga de la armada francesa, la Grande Armée, para dirigirse a la colina británica protegida por holandeses y belgas. A pesar de que los ingleses resistieron a la guardia imperial, el final entonces era incierto y la batalla causó estragos en la llanura del Mont-Saint-Jean, lugar que centrará este primer acto. El sábado 20 se representará el segundo acto, La respuesta aliada, centrada en la batalla alrededor de las granjas de Hougoumont y de Haie-Sainte, fortificaciones que siguen todavía en pie. En esta fase, los combates reales fueron muy virulentos y, finalmente, al fracasar en un último ataque, terminaron con la derrota de la guardia imperial francesa. El show finalizará con la huida de Napoleón y la celebración de la victoria del duque de Wellington y Blücher en la granja de la Belle Alliance.


PASEANDO POR LA RETAGUARDIA
También entre el 18 y el 21 de junio se permitirá al público pasear por los vivaques, los campamentos donde descansaban las tropas, que han sido también reproducidos al detalle. Así los espectadores podrán trasladarse a la vida diaria de los regimientos de 1815: ejercicios de tiro, establos para los caballos, mantenimiento de armas, preparación de comidas, relevos en la guardia, cuidado a los heridos, instrucción de los jóvenes reclutados, etc. Todo un museo bélico que cobra vida.

UNA MAQUETA GIGANTESCA
Por último, cabe destacar la iniciativa del Museo del Ermitage de Amsterdam de presentar en junio una maqueta gigantesca de 33 m2 sobre la batalla de Waterloo. Realizada por el neerlandés Piet Prinsen durante casi 30 años, esta maqueta es la más grande que jamás se haya concebido en los Países Bajos y reproduce el momento en que se inició la batalla. Construida a escala 1:72 y con unas medidas de 700 x 476 cm, muestra de manera fidedigna más de 9.000 soldados y 1.500 caballos, además de los edificios y las estructuras existentes en ese momento.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |