Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/CRÓNICAS
Nuevas especies de dinosaurios
MAYO 2015
 
 
Conoce Enciclopedia
#FFFFFF
    ARTÍCULO      
 UN INSÓLITO CATÁLOGO
DE NUEVOS FÓSILES
Imprimir Enviar Guardar
 
Los dinosaurios se extinguieron a finales del período cretácico, hace unos 65 millones de años.

Entre finales de 2014 y la primera mitad de 2015, las revistas científicas internacionales se han hecho eco del descubrimiento de nuevas especies de dinosaurios. Algunas de ellas estaban dotadas de curiosas características que han llamado la atención de los medios de comunicación generalistas: desde dinosaurios con alas de murciélago hasta criaturas con cuerpo de puma y extremidades de Tyrannosaurus rex, pasando por saurios pesados o con enormes y largos cuellos. Muchos de estos hallazgos han supuesto cambiar algunas teorías sobre las familias conocidas de estos grandes reptiles que dominaron el planeta hasta su extinción al final del cretácico. A continuación, se mencionarán los casos más insólitos.

UN DINOSAURIO CON ALAS DE MURCIÉLAGO
El descubrimiento más reciente se dio a conocer en la revista Nature el 29 de abril de 2015. Un equipo liderado por el paleontólogo chino Xing Xu presentó un nuevo dinosaurio, bautizado como Yi Qi. Sus restos fueron encontrados en 2007, en un yacimiento del jurásico en la provincia china de Hebei. Esta nueva especie de dinosaurio era de pequeño tamaño y poseía unas alas membranosas parecidas a las de los murciélagos o las ardillas voladoras. Pesaba menos de 400 gramos y tenía un cráneo de unos 4 centímetros de longitud y unas grandes manos, dotadas con una extraña muñeca (con un largo hueso en forma de varilla), diferente a las de los dinosaurios y más parecida a las de otros animales alados.

Los investigadores creen que sus inusuales alas le habrían permitido planear en el aire gracias a las membranas, y que pudo ser una especie aislada en la evolución hacia las aves que finalmente fracasó, ya que se trata de la primera vez que se observa una estructura anatómica similar en un dinosaurio. Yi Qi, que significa "ala extraña” en mandarín, es el nombre más corto dado a un dinosaurio hasta la fecha.


UN HÍBRIDO INSÓLITO EN CHILE
Un descubrimiento algo anterior que también supuso una gran sorpresa fue publicado en Nature el 27 de abril de 2015. En este artículo, un grupo de paleontólogos de Chile y Argentina confirmaba el descubrimiento de una nueva especie de dinosaurio a partir de un fósil encontrado por un niño en el sur de Chile en 2004. Bautizado como Chilesaurus diegosuarezi (en honor del niño, Diego Suárez, y del país donde fue hallado), este fósil se ha identificado como una especie primitiva de terópodo (grupo que incluye a famosos carnívoros como Velociraptor o Tyrannosaurus) que, de forma excepcional, era herbívoro. Esto se deduce de su cráneo pequeño, pico córneo y dientes en forma de espátula.

Además, sus extremidades eran robustas, aunque las manos solo poseían dos dedos muy cortos que terminaban en garras algo curvas, como las de un Tyrannosaurus rex. En cambio, el cuerpo era similar al de un puma y la cabeza recuerda a la de un guanaco. Tal cantidad de extrañas similitudes convierten al Chilesaurus en el primer miembro de una familia hasta ahora desconocida, ya que no pertenece a ninguno de los grupos de dinosaurios terópodos previamente descritos.


UN DRAGÓN DE ENORME CUELLO
El 26 de enero de 2015 se publicó en la revista Journal of Vertebrate Paleontology otro artículo en el que se presentaba un nuevo dinosaurio hallado en China. En concreto, un grupo de paleontólogos de la Universidad de Alberta en Edmonton (Canadá) sostiene que un fósil encontrado en 2006 pertenece a una nueva especie de dinosaurio con un cuello tan largo que ocupaba más de la mitad de su cuerpo. Bautizado como Qijianglong (que significa “dragón de Qijiang”, por su parecido con el animal mitológico y por el lugar donde se encontró), este espécimen medía unos 15 metros de largo y vivió durante el jurásico tardío.

Perteneciente al grupo de dinosaurios llamados Mamenchisaurus, famoso por sus larguísimos cuellos, el Qijianglong tenía las vértebras del cuello llenas de aire, por lo que su cuello era bastante ligero a pesar de su enorme tamaño. El enclavamiento de las articulaciones entre las vértebras también indica un cuello muy rígido que se movía mejor de arriba a abajo que de lado, al igual que una grúa de construcción.


UN MONSTRUO SEMIACUÁTICO
En septiembre de 2014 se publicó en la revista Science un nuevo hallazgo del todo inesperado. Un grupo internacional de paleontólogos logró reconstruir, a partir de una serie de fósiles hallados en Marruecos, el esqueleto de un Spinosaurus aegyptiacus y desvelar que se trata del primer dinosaurio capaz de vivir tanto en tierra como en el agua. Esta increíble criatura era más grande que un Tyrannosaurus rex (15 metros de largo, una de las mayores medidas en un depredador), pero se movía con gran agilidad bajo las aguas y su voracidad le llevaba incluso a devorar tiburones. De sus novedosas adaptaciones anatómicas al agua, cabe destacar su imponente vela cubierta de piel a modo de gigantesca aleta que tenía en el dorso.

UN TITANOSAURIO EN LA PATAGONIA
Por último, también en septiembre de 2014 se publicó en la revista Nature otro hallazgo de proporciones hercúleas. Un grupo de paleontólogos presentó un dinosaurio gigantesco que vivió hace 77 millones de años en la Patagonia argentina. Bautizado como Dreadnoughtus schrani (dreadnought significa “no temer a nada” en inglés), pertenece a la familia de los titanosaurios, unos dinosaurios herbívoros de enormes dimensiones. Esta criatura tenía un cuello muy largo, medía unos 26 metros y pesaba 60 toneladas. Además, su esqueleto muestra que cuando murió aún no había terminado de crecer, por lo que podría finalmente ser uno de los mayores seres que hayan poblado la Tierra en toda su historia.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |