Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/CRÓNICAS
Consumo de azúcar
ABRIL 2015
 
 
Conoce Enciclopedia
#FFFFFF
    ARTÍCULO      
 LOS RIESGOS DEL EXCESO DE AZÚCAR
Imprimir Enviar Guardar
 
El 4 de marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer en Ginebra un informe en el que presentaba las nuevas directrices del organismo sobre la ingesta de azúcares en seres humanos. Los especialistas responsables del estudio consideran que se debe reducir drásticamente el consumo de azúcares libres a lo largo de todo el ciclo de vida, tanto para los adultos como para los niños. En concreto, el consumo de azúcares libres se tiene que reducir a menos del 10 % de la ingesta calórica total, aunque una reducción por debajo del 5 % de la ingesta calórica total aumentaría todavía más los beneficios para la salud.

¿QUÉ SON LOS AZÚCARES LIBRES?
El informe de la OMS se ha centrado en los efectos nocivos documentados sobre la salud que produce la excesiva ingesta de los denominados azúcares libres. Esta categoría de glúcidos incluye los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, además de los azúcares ya presentes de forma natural en la miel, los jarabes y compotas y los zumos y concentrados de fruta.

Los especialistas diferencian estos azúcares libres de los azúcares intrínsecos que se encuentran de forma natural en las frutas y las verduras enteras frescas. Sobre estos últimos, no hay pruebas de que el consumo de azúcares intrínsecos tenga efectos adversos sobre la salud, por tanto, las recomendaciones de la OMS no se aplican a su consumo.


¿QUÉ SE RECOMIENDA?
Tras un arduo periodo de tres años de consulta pública y de recogida de datos, la OMS considera que los azúcares libres no deben suponer más del 10 % de las calorías diarias tanto en niños como en adultos. En concreto, para una dieta de 2.000 calorías al día (la habitual en adultos), equivaldría a unos 50 gramos de azúcar (unas 12 cucharillas de café). La media en Europa occidental ronda los 100 gramos y en América Latina, la región donde más se consume, es de 131 gramos diarios por persona.

Asimismo, para alcanzar beneficios adicionales para la salud, la cantidad debería reducirse todavía más y mantenerse por debajo del 5 % del aporte calórico (seis cucharadas, 25 gramos). En el caso de los niños, el consejo de los especialistas es no sobrepasar los 37 gramos (para una dieta de 1.750 calorías).


FACTOR DE RIESGO EN ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES
Con estos datos las OMS pretende subsanar algunos problemas de salud pública íntimamente relacionados con la ingesta excesiva de azúcar, en concreto, con las enfermedades no transmisibles. Estas patologías constituyen la principal causa de mortalidad en el mundo. Se calcula que en 2012 provocaron 38 millones (68 %) de los 56 millones de muertes en todo el mundo. Más del 40 % de esas muertes (unos 16 millones) fueron prematuras (antes los 70 años de edad). Casi tres cuartas partes de todas las muertes por enfermedades no transmisibles (28 millones), y la mayoría de las muertes prematuras (82%) ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos. El consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol, la mala alimentación, la falta de ejercicio físico y el sobrepeso son factores de riesgo de estas enfermedades. En la aparición de factores, el exceso de azúcar puede jugar un papel peligroso.

¿QUÉ SE QUIERE EVITAR?
El informe sostiene que los adultos que consumen menos azúcares tienen un menor peso corporal y, además, que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta va asociado necesariamente a un incremento comparable del peso. El azúcar acrecienta el aporte calórico, ayuda a saciar el hambre y así hace que se reduzca la ingesta de otros alimentos más ricos en nutrientes. Todo ello favorece una dieta poco saludable que contribuye a fomentar la obesidad. El sobrepeso es uno de los principales males de las sociedades desarrolladas, ya que está muy vinculado a las patologías cardiovasculares severas. Según datos recientes aparecidos en la revista The Lancet, hay 2.100 millones de personas con sobrepeso en el mundo y el 37 % de los hombres y el 38 % de las mujeres presentan un índice de masa corporal por encima de lo deseable.

Además, las investigaciones de la OMS advierten de que los niños con los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen mayores posibilidades de padecer sobrepeso u obesidad que aquellos con un bajo nivel de consumo de este tipo de bebidas. Por último, un consumo de azúcares libres superior al 10 % de la ingesta calórica total produce tasas más elevadas de caries dental. Este último aspecto también es relevante, ya que el tratamiento de enfermedades dentales consume hasta el 10 % de los presupuestos sanitarios en los países desarrollados.


CONSEJOS PARA LOS GOBIERNOS
Según la OMS, los gobiernos de los distintos países pueden seguir estas recomendaciones mediante la elaboración de directrices y legislaciones dietéticas basadas en desarrollar y proteger el consumo responsable de los alimentos frescos disponibles y las costumbres alimentarias a nivel local. Además, pueden aprobar que el etiquetado de los alimentos lleve siempre la información nutricional, fomentar la concienciación de los consumidores, regular la comercialización de los alimentos y las bebidas no alcohólicas con un alto contenido en azúcares libres, y aplicar políticas fiscales severas dirigidas a los alimentos con un alto contenido en azúcares libres. Por último, deben trasladar a la ciudadanía la idea de que pueden cumplir estas recomendaciones modificando la manera en la que consumen los alimentos.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |