Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/CRÓNICAS
Deshielo entre Cuba y Estados Unidos
FEBRERO 2015
 
 
Conoce Enciclopedia
#FFFFFF
    ARTÍCULO      
 EL INICIO DE UNA NUEVA RELACIÓN
Imprimir Enviar Guardar
 
El día 17 de diciembre de 2014, los presidentes de Estados Unidos y de Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, anunciaron desde sus respectivas sedes de gobierno el desbloqueo de las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países después de más de 50 años de continuas tensiones. El anuncio fue calificado de histórico por la mayor parte de los líderes mundiales y abrió una nueva etapa en las relaciones internacionales al acabar con uno de los últimos conflictos heredados de la Guerra Fría.

A pesar de la discreción de ambos gabinetes, la administración estadounidense reconoció que el pacto había sido posible después de que los dos gobiernos hubiesen dialogado durante muchos meses, gracias al papel mediador del gobierno canadiense y, sobre todo, del papa Francisco, quien envió cartas personales a Castro y Obama para animarles a iniciar una nueva fase de relaciones entre los dos países.


EL DISCURSO DE OBAMA
El presidente Obama señaló en su discurso la importancia histórica del acontecimiento, el fracaso de la política bilateral anterior y la voluntad de su gabinete de que se dé un nuevo rumbo a las relaciones entre ambos países. Además, llamó a la confraternización entre los ciudadanos de ambos países y destacó las múltiples conexiones culturales y sociales que mantiene Estados Unidos con el pueblo de Cuba: apenas separados por 90 millas de mar, dos millones de cubanos y cubano-americanos viven en territorio estadounidense. Además, se comprometió a trabajar para que Cuba pueda alcanzar un futuro más prometedor e integrado en el mundo.

Para llevar a cabo esta voluntad de cambio, Obama anunció también seis grandes medidas: la futura apertura de una embajada estadounidense en La Habana; la ampliación del número de categorías de viajeros que pueden viajar a Cuba (que incluirá todo tipo de profesiones); el incremento de la cantidad de dinero que puede enviar la comunidad cubana en Estados Unidos (de 500 a 2.000 dólares por trimestre); la posibilidad de que los bancos de ambos países puedan abrir cuentas en los dos territorios; el desbloqueo de las cuentas bancarias en Estados Unidos de ciudadanos cubanos que vivan en la isla; y la revisión de la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.


LA DECLARACIÓN DE CASTRO
Por su parte, Raúl Castro confirmó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y declaró su satisfacción por el acuerdo, aunque destacó que este no suponía el final del embargo económico estadounidense sobre la isla. Además, reiteró que el deseo de su gabinete siempre ha sido restablecer las relaciones bilaterales e insistió en que esta voluntad no va en contra de los principios de la revolución, ya que su principal objetivo es la actualización del modelo económico cubano para construir un socialismo próspero y sostenible. Asimismo, llamó al diálogo con Washington en materia de soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior.

LIBERACIÓN DE PRISIONEROS
Ambas administraciones confirmaron, además, un canje de presos. Así, Estados Unidos liberó a tres presos históricos cubanos: Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, los últimos miembros del grupo acusado de espionaje conocido como Los Cinco, que llevaban más de 13 años presos en cárceles estadounidenses. Por parte de Cuba, fue liberado el contratista estadounidense Alan Gross, que llevaba preso en la isla cinco años tras ser acusado de intentar crear una red de acceso a Internet fuera del control del gobierno cubano para ser utilizada por la oposición interna.

EVENTOS POSTERIORES
Tras el acuerdo de diciembre, los hitos se han ido sucediendo. El 12 de enero de 2015, el gobierno de Cuba anunció la excarcelación de otros 53 presos políticos que Washington le había pedido liberar como garantía del acuerdo. El 16 de enero, entraron en vigor en Estados Unidos las medidas anunciadas que limitan las restricciones para el comercio y los viajes a Cuba. Entre ellas, la ampliación del envío de remesas, la exportación de materiales de construcción y herramientas, y el establecimiento y exportación de servicios y productos de telecomunicaciones.

Otra de las medidas aprobabas fue el permiso para usar tarjetas de crédito norteamericanas. Así, ese mismo mes American Express y MasterCard anunciaron que comenzarían a operar en la isla. Por último, durante los días 21 y 22 de enero se produjo la primera reunión oficial bilateral en La Habana, encabezada por la secretaria de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, y la directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Josefina Vidal. La reunión fue calificada de positiva por ambas partes y en ella se decidió que la Convención de Viena fuese el instrumento legal para restablecer las futuras embajadas.



Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |