Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/BIOGRAFÍAS
Al Gore, la política y el medio ambiente
 
 
Entiende Comprende Enciclopedia Siglo XXI Test
    ARTÍCULO      
 CALENTAMIENTO GLOBAL
Imprimir Enviar Guardar
 
 
 
La destrucción de los bosques es uno de los mayores problemas medioambientales.

Las cuestiones que Al Gore plantea al público en su película y su libro son de gran importancia. No podemos negar por más tiempo el nefasto efecto que el calentamiento global provoca tanto en el planeta como en las vidas de las personas. Es necesario que se haga algo rápidamente, ya que cada año los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, según sus siglas en inglés) son más alarmantes.

Por tanto, es indispensable que todos –ciudadanos, empresas, gobiernos– adoptemos medidas concretas para reducir las emisiones de gases a la atmósfera y detener el calentamiento global.

Para algunos especialistas una de las alternativas para contrarrestar el cambio climático es plantar árboles que absorban las emisiones. Sin embargo, es una medida a largo plazo, ya que combate el problema lentamente. Además, los proyectos de reforestación deben estar monitorizados, de modo que al final puedan comprobarse los resultados. Solo los bosques permanentes podrán reponer la masa vegetal perdida con la muerte de las especies más antiguas.

Así, la solución pasa por un híbrido de políticas públicas y concienciación de la población. Por ejemplo, en Brasil, para disminuir la deforestación el gobierno federal debe combatir de manera cada vez más severa y constante la tala ilegal de árboles. Y el ciudadano común, a su vez, debe escoger productos fabricados con madera certificada.

Esta medida constituye uno de los caminos a seguir para preservar el medio ambiente, ya que al evitar la deforestación irregular, también se combate una de las mayores causas del calentamiento global.

Esta cuestión, que parece lejana, debe empezar a contemplarse como un problema urgente por buena parte de la población ya que, si no se hace nada para remediarla la crecida del nivel del mar provocada por el incremento de las temperaturas obligará a trasladarse a final de siglo a millones de personas que viven en las costas. Además, el aumento del calor podría generar más casos de enfermedades como la fiebre amarilla, al malaria o el dengue.

Por lo tanto, para detener el progresivo calentamiento del planeta el esfuerzo para reducir la polución debe venir tanto de los gobiernos, con planes y acciones más ambiciosos, como de los ciudadanos, que deben ser cada vez más conscientes de las repercusiones de sus costumbres diarias en el medio ambiente.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |