Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/BIOGRAFÍAS
Edison, el gran inventor
 
 
Entiende Comprende Enciclopedia Siglo XXI Test
    ENTIENDE      LAS CLAVES
  LA VIDA DE UN GENIO
Imprimir Enviar Guardar
 
 
 
Thomas Alva Edison toma notas en su laboratorio, del que surgirían inventos como el fonógrafo.

Thomas Alva Edison nació en 1847, en la ciudad de Milan, en el estado de Ohio, Estados Unidos. Después de recibir una educación muy precaria, a los doce años, acuciado por las angustias económicas de su familia, comenzó a trabajar como vendedor de periódicos y revistas en los trenes. Ya en esas circunstancias demostró tener una inteligencia singular para sortear las dificultades: logró que el ferrocarril le cediese un pequeño furgón, donde instaló una máquina de impresión que adquirió de ocasión, con la que comenzó a imprimir una hoja de noticias para los viajeros. Así nació el Weekly Herald, que pronto trascendió el ámbito del tren y comenzó a venderse en los kioscos de las estaciones y puntos más cercanos.

Autodidacta, en los ratos libres se dedicaba a matar el tiempo estudiando mecánica, física y química. Pronto, el furgón donde funcionaba su imprenta viajera se pobló de hornillos y probetas y se convirtió en un laboratorio itinerante. Un día, en medio de un experimento, las llamas se extendieron por el furgón y amenazaron con propagarse al resto de los vagones. Por supuesto, el ferrocarril despidió al joven inventor y le prohibió viajar en sus trenes. Edison tuvo que buscar una nueva ocupación, aunque el dinero ganado en su aventura ferroviaria le permitió instalar en tierra firme un nuevo laboratorio, que le servía también de vivienda.

En 1862, consiguió un puesto de telegrafista en Port Huron. Llevado por la curiosidad, ensayó distintas mejoras del servicio, hasta que inventó un telégrafo doble, que permitía que pasaran simultáneamente sobre un mismo hilo dos despachos en sentido inverso. Su descubrimiento, que se cuidó de patentar inmediatamente, trascendió a la prensa. Al poco tiempo, en un nuevo desarrollo de su invento, patentó un telégrafo automático que imprimía en letras del alfabeto y transmitía alrededor de tres mil palabras por minuto. Al poco tiempo, rodeado por el más rotundo éxito, Edison fue nombrado ingeniero de varias compañías de redes telegráficas. En 1869, Edison se trasladó a Nueva York. Encontró empleo en la Bolsa de Wall Street y usó la estabilidad que le procuró este trabajo para inventar un indicador automático de cotizaciones bursátiles. Los 40.000 dólares que cobró por este invento le convirtieron en un próspero hombre de negocios.


UNA FÁBRICA EN MENLO PARK
Dueño de una respetable fortuna, que se encargaba de incrementar a través de inversiones bursátiles e inmobiliarias, y mostrando una gran habilidad para los negocios, en 1876 fundó su fábrica de Menlo Park, en Orange, estado de Nueva Jersey. Allí reunió a un equipo inmejorable de técnicos –electricistas, mecánicos, químicos y matemáticos–, encabezado por Bachelor, Kruesi, Upton y Ott, que eran científicos de primera línea. Menlo Park se convirtió en uno de los primeros centros de investigaciones industriales del mundo. Cerca del laboratorio, se hizo restaurar una antigua granja para vivir con su familia y dedicarse, en los ratos libres, a la crianza de vacas y a la fabricación de productos alimenticios. En esta sede realizó la mayor parte de sus descubrimientos.

Un día de 1877, como un entretenimiento para sus hijos, Edison mandó construir un pequeño juguete que tenía un embudo. Si se hablaba en voz alta por el embudo, el juguete ponía en marcha un resorte del diafragma que, a su vez, accionaba una rueda del engranaje y hacía que rodase una polea de forma continua. La polea estaba unida por una cuerda a un muñeco de cartón que representaba a un leñador. Al cantar sobre el embudo, el pequeño leñador de cartón comenzaba a cortar la madera. El “juguete” demostró que era posible “atrapar” y reproducir el sonido por medios técnicos. Este descubrimiento dio origen al fonógrafo, uno de los más importantes hallazgos de Edison.

El 12 de agosto de 1877 apareció escrita, por primera vez, la palabra 'fonógrafo' en sus cuadernos de notas. “Intento registrar la voz humana para que la máquina la reproduzca”, apuntó el inventor. El 6 de diciembre del mismo año, Edison se presentó en las oficinas del Scientific American, de Nueva York, para mostrar en público su nuevo descubrimiento. El aparato causó sensación. Edison apuntó en esos días: “Todos los periódicos hablan del fonógrafo, pero ninguno de los que firman los artículos comprende cómo puede producirse este fenómeno”.

En 1880, Edison consiguió que los ferrocarriles olvidasen sus antiguas travesuras incendiarias al diseñar un motor eléctrico para los trenes que rápidamente comenzó a ser aplicado a las locomotoras. Dos años después, inauguró las dos primeras plantas generadoras de corriente eléctrica. Este sistema fue absorbido de inmediato por la industria, lo que le convirtió en uno de los grandes multimillonarios de su país.


EFECTO EDISON
En 1883, descubrió el efecto que lleva su nombre (“efecto Edison”) y es la base del funcionamiento de los diodos, es decir, la emisión de electrones por metales incandescentes. Ese mismo año, desarrolló el microteléfono. Se basó en el invento de Graham Bell, que solo tenía un receptor magnético para hablar. Tuvo la idea del transmisor de carbón. Separó el emisor del receptor y creó un dispositivo multiplicador de sonidos: el micrófono. En el transcurso de sus experimentos con el teléfono, Edison descubrió la propiedad de los diafragmas para recibir las vibraciones sonoras. Al año siguiente, Edison dio otro paso sorprendente: descubrió la lámpara eléctrica incandescente. En mayo de 1880, hizo la primera instalación completa de alumbrado eléctrico para un buque de vapor, el Columbia. El barco zarpó de la bahía de Delaware, pasó por el cabo de Hornos y llegó a la costa estadounidense del Pacífico. Con cuatro dinamos en la sala de máquinas, las lámparas y los generadores funcionaron sin ningún problema.

En 1881, presentó en la Exposición Internacional de París una dinamo de 12.000 toneladas que producía corriente para 1.200 lámparas. Fue la consagración europea de Edison. La primera dinamo, llamada Jumbo, se instaló en la capital francesa, y la segunda y la tercera, en Londres. El 4 de septiembre de 1882, se inauguró la estación eléctrica de Pearl Street, en Nueva York, que alimentaba unas 4.000 lámparas de forma gratuita. Tres meses después, comenzó a cobrarse el servicio de luz de 5.000 lámparas, correspondientes a 240 abonados. En 1884, la capacidad de la estación ya era de 11.000 lámparas. En 1889, en pleno auge de la construcción y el negocio inmobiliario, Edison diseñó un horno rotatorio para producir cemento. El año 1894 fue uno de los más productivos: inventó los aparatos telegráficos modelo cuádruplex y séxtuplex y el llamado kinetoscopio, ingeniosa síntesis fotográfica del movimiento que constituye uno de los antecedentes más inmediatos de la cinematografía. La filmación de un rudimentario cortometraje, Kiss from Widow Jones (Beso de la viuda Jones), y su proyección en una sala donde instaló su kinetoscopio causó un gran escándalo entre los espectadores de la época. Hacia 1914, construyó un acumulador alcalino de ferroníquel, que fue el precursor de la pila o batería eléctrica. En 1931, cuando la crisis financiera en que estaba sumido Estados Unidos sacudía su imperio económico, Edison murió en West Orange, en el estado de Nueva Jersey.


Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |