Nuevo usuario?
Regístrate
 
PlanetaSaber
 
ENTENDER EL MUNDO/BIOGRAFÍAS
Al Gore, la política y el medio ambiente
 
 
Entiende Comprende Enciclopedia Siglo XXI Test
    ARTÍCULO      CRONOLOGÍA     DESTACADO      MITOS Y SECRETOS
 UNA VERDAD INCÓMODA
Imprimir Enviar Guardar
 
 
 
La polución causada por las industrias solo disminuirá si los gobiernos toman medidas.

En todos los rincones del mundo – en la tierra y en las aguas, en el hielo que se derrite y en la nieve que desaparece, durante las sequías y las olas de calor, en el ojo del huracán y en las lágrimas de los refugiados– vemos pruebas crecientes e innegables de que los ciclos de la naturaleza están sufriendo profundos cambios”. Este texto forma parte de la introducción del libro Una verdad incómoda(An Inconvenient Truth, en inglés). Así es el discurso de Al Gore. Así ha conseguido conquistar a miles de corazones y mentes en todo el mundo. Con una forma de hablar inclinada hacia el didactismo, como si todo lo que dijera formara parte de una pieza publicitaria realizada para convencer a las personas que la leen o la ven.

Producto de las conferencias que el vicepresidente comenzó a impartir tras perder las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos en 2000, el libro pronto se convirtió en un best seller, y el best seller en un filme premiado con dos Oscar que fue todo un éxito.

Según el periodista brasileño Marcelo Leite, especializado en medio ambiente, “como casi toda pieza de propaganda, el filme es trivial. En la realidad, es una versión reducida de las conferencias sobre el calentamiento global que Gore repite por el mundo”. Sin embargo, el periodista afirma que la película Una verdad incómoda “acierta de lleno cuando mira hacia el gobierno de Estados Unidos para denunciar la obstrucción política a las medidas internacionales destinadas a prevenir y remediar el cambio climático”.

El filme se estrenó durante el Festival Internacional de Cine de Sundance, celebrado en febrero de 2006. Se ganó el favor del público y, tiempo después, cuando se proyectó en el Festival de Cannes, en Francia, ya era una película conocida. Su mayor virtud es su poder para concienciar al público, ya que transforma la cuestión ambiental en un problema de orden moral. Gore convierte al espectador en culpable al preguntarse si nuestros hijos y nietos “¿sentirán un amargo resentimiento contra nosotros porque fallamos en nuestra obligación de cuidar de este planeta que es su casa y también la nuestra?”

El filme de Al Gore realmente mira al espectador y no a los gobiernos. Sin embargo, es innegable que una cuestión de esta magnitud solo puede solucionarse si los gobiernos de todo el mundo llegan a un consenso y comienzan realmente a disminuir sus emisiones de gases a la atmósfera a través de sus políticas.



Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |